Entradas

Nueva caducidad de documentación CAE por Covid-19

La prevención, hoy más que nunca, es cosa de todos.

La prevención, hoy más que nunca, es cosa de todos.

 

La caducidad y validez de algunos de los documentos solicitados en Coordinación de Actividades Empresariales para el acceso de subcontratas a centros de trabajo de empresas principales se han visto modificados por el estado de alarma decretado el pasado 14 de marzo para frenar el avance de la pandemia del coronavirus.

En lo que respecta a la caducidad de la documentación relacionada con vehículos, según la Orden INT/262/2020, del 20 de marzo:

  • Los permisos y licencias de conducción que venzan durante el estado de alarma y sus sucesivas prórrogas, quedarán automáticamente prorrogados mientras dure el mismo y hasta sesenta días después de su finalización. (art. 9)
  • Se interrumpe el plazo de seis meses para conducir en España con un permiso extranjero válido y en vigor. Éste se reanudará tan pronto pierda vigencia el estado de alarma y sus sucesivas prórrogas. (art 10)
  • Las autorizaciones administrativas temporales en materia de vehículos prorrogan su validez durante la vigencia del estado de alarma y sus sucesivas prórrogas hasta sesenta días después de su finalización. (art 11)

En cuanto a la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), según la Disposición adicional tercera sobre la suspensión de plazos administrativos del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma, queda suspendida la obligación de pasar la ITV de manera excepcional mientras dure la crisis sanitaria.

Por otra parte y según el acuerdo del Consejo de Ministros del pasado martes 17 de marzo, el Gobierno cancela la renovación de DNI y pasaportes con cita previa. Los DNI que caduquen a partir del 14 de marzo de 2020 se prorrogan por un año, hasta el 13/03/2021. Las citaciones con fecha posterior a la fecha en la que se decretó el estado de alarma quedan anuladas.

En el caso de DNI caducado con anterioridad al estado de alarma, seguirá estando vigente durante este periodo, pero tendrán que renovarlo una vez concluido este estado de excepción.

Los servicios de prevención continúan su actividad, pero en lo que respecta a los reconocimientos médicos, solo se podrá citar a aquellos trabajadores de empresas consideradas de sectores esenciales.

Sólo estarán exentos del pago de la cuota de trabajadores por cuenta propia aquellos autónomos que se vean afectados por el cierre de negocios debido al estado de alarma, y aquellos cuya facturación descienda un 75% respecto a la media mensual del semestre anterior por el mismo motivo. Se le computará como si hubiera cotizado.

Respecto a la cotización de marzo, éstos autónomos deberán pagar la cotización correspondiente a los días previos a la declaración del estado de alarma, 14 de marzo.

En cualquier caso, las empresas principales que trabajan con la plataforma UCAE y que habitualmente solicitan esta documentación a través de nuestros servicios, darán el periodo de vigencia que consideren oportuno según sus propios departamentos de prevención. Pero estos plazos no podrán ser inferiores a los marcados por las autoridades durante el periodo de alarma.

Además, UCAE procurando dar respuesta a las preocupaciones de nuestros clientes en estos momentos de incertidumbre, ofrece a las empresas principales los requisitos que consideren necesarios para asegurar el desarrollo de su actividad siguiendo las recomendaciones y medidas preventivas indicadas por las autoridades sanitarias.

Desde UCAE, como plataforma de gestión documental de Coordinación de Actividades Empresariales, continuamos con nuestra función preventiva como servicio esencial y estamos a plena disposición de subcontratas y empresas principales tras aplicar el protocolo de teletrabajo. Nuestros servicios siguen funcionando con la misma atención telefónica y validación de documentación en el horario habitual.

La prevención, hoy más que nunca, es cosa de todos.

 

Foto de cottonbro en Pexels

Evaluación de la ‘oficina en casa’

¿Estás trabajando en casa?

¿Sabes si tu puesto de trabajo casero cumple con la normativa?

¿Estás a salvo de los peligros que conlleva tener la oficina en tu hogar?

Nunca habríamos pensado que los trabajadores nos tendríamos que adaptar tan rápidamente a cambios laborales como los que se plantean en el momento actual. El teletrabajo ha llegado de forma impetuosa y, probablemente, para quedarse entre nosotros.

El Covid-19 nos ha obligado a realizar, en muy poco tiempo, grandes transformaciones en nuestra vida profesional. Lógicamente, los servicios de prevención de las empresas no son ajenos a esta situación actual.

Uno de los documentos imprescindibles, dentro de la coordinación de actividades empresariales, y que deben tener todas las empresas es la evaluación del puesto de trabajo de los empleados.

Este requisito imprescindible para la coordinación de actividades empresariales plantea la duda de cómo recoger este parámetro teniendo en cuenta que ahora la oficina es nuestro propio hogar.

Debido a la situación excepcional que está viviendo nuestro país, el artículo 5 del Real Decreto de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, establece que los trabajadores cumplimenten un documento con la finalidad de autoevaluar las condiciones de su entorno de trabajo.

Las empresas de prevención han preparado sencillos cuestionarios para que los trabajadores pueden evaluar su oficina en casa. Esta autoevaluación recoge una serie de riesgos que se pueden dar cuando estamos teletrabajando y que deben tenerse en cuenta para, en la medida de lo posible, poder subsanarlos.

Algunos de estos riesgos son:

  • Fatiga visual.
  • Fatiga postural y trastornos músculo-esqueléticos.
  • Estrés.
  • Los derivados de la trasformación de una parte de la vivienda en lugar de trabajo.

Una vez cumplimentado el cuestionario, algunos clientes exigen que se suba a plataformas de coordinación como la de UCAE. Si tienes alguna duda de cómo hacerlo o si no sabes si tu empresa lo necesita, puedes contactar con nosotros y te resolveremos todas tus dudas.

 

La vida continúa, el trabajo también

 

La crisis del coronavirus está provocando que muchas empresas, por la naturaleza de su servicio, deban aumentar y potenciar sus capacidades para contribuir con la sociedad en este momento de emergencia sanitaria. Y, por este motivo, en UCAE ahora más que nunca seguimos al pie del cañón apoyando y dando soluciones a nuestros clientes en materia de Coordinación de Actividades Empresariales.

Por tanto:

-Si tu empresa necesita externalizar servicios para la gestión documental, podemos ayudarte.
-Si necesitas centrar tu tiempo y no puedes atender la actividad CAE, ahí estamos para lo que necesites.
-Si no sabes por dónde empezar, que no cunda el pánico, nosotros podemos asesorarte.

No te quedes atrás con esta crisis y céntrate en tu negocio que nosotros velamos por toda tu gestión documental. Más de 500 clientes ya confían en UCAE.

Y no olvides que ahora las medidas preventivas mandan: mantener más de un metro de distancia, evitar el contacto, lavarse las manos… Por no hablar de los equipos de trabajo que ahora permanecen distanciados físicamente por el teletrabajo.

Recuerda que los trabajadores que siguen accediendo a los centros de trabajo, tanto los propios de las empresas principales como los de las subcontratas, deben cumplir con las medidas de prevención impuestas para el acceso y permanencia en las instalaciones. Las empresas principales han establecido en muchos casos protocolos de actuación frente a eventuales contagios.

Es fundamental en estos momentos la información a los trabajadores y responsables respecto a las precauciones que deben adoptar para poder realizar su trabajo. Y es importante para las empresas principales tener la certificación de esos empleados que han recibido y entendido esa información.

Foto de cottonbro en Pexels

El Mobile World Congress 2020, del miedo preventivo a la neurosis

 

Pocas cosas nos causan tanto pavor como aquellos peligros que no podemos ver y que desconocemos. Estas últimas semanas la alarma mundial gira entorno a un pequeño organismo denominado coronavirus 2019-nCoV, con origen en la provincia china de Hubei. Es nuevo, no lo vemos, no sabemos cómo anularlo y podría estar acechando en cualquier lugar o cualquier individuo.

“Toda prevención es poca”, reza el refrán. Con esta idea China ha optado por el aislamiento como principal medida preventiva ante el riesgo de contagio. Ha cerrado sus fronteras, y sus calles, normalmente superpobladas, se ven hoy desiertas. Nadie sale de sus casas, solo para ir cada tres días al super para abastecerse de alimentos y medicamentos.

Y de China al resto del mundo. El miedo, una instintiva medida preventiva que nos pone en alerta y nos impulsa a tomar precauciones para minimizar los riesgos, ha dado paso a la neurosis. Y ésta a la cancelación del Mobile World Congress, previsto del 24 al 27 de este mes. Las empresas que cancelaron su asistencia al MWC 2020 lo hicieron por miedo a exponer a sus trabajadores al contagio. La medida más drástica. Ante el riesgo, mejor no exponerse.

La organización ha hecho todo lo posible para evitar la cancelación. Implantación de medidas de seguridad e higiene siguiendo las directrices de la OMS, campañas de información preventiva para trabajadores del evento y asistentes, refuerzo de la asistencia sanitaria en el recinto, facilitando EPI como mascarillas…  Hasta el punto de aconsejar evitar los apretones de manos en las negociaciones comerciales.

Pero no ha sido suficiente. Finalmente el goteo de cancelaciones obligó al GSMA, organizador del evento, a cancelar el evento anual internacional.  Sin embargo, muchas de esas mismas firmas no han cancelado su asistencia a otras ferias. Curioso cuanto menos.

De todas ellas, la única que ha afirmado públicamente haber realizado una “extensa evaluación de riesgos previa a su decisión ha sido Ericsson. El resto alude a su responsabilidad respecto a la salud e integridad de sus empleados frente el mínimo riesgo de contagio.

Y todo esto, ¿quién lo paga? Los ojos se posan ahora en las aseguradoras y las indemnizaciones. Habrá que ver si se hacen cargo de las consecuencias económicas derivadas de la cancelación sin que existiera un riesgo real de pandemia declarado por la OMS. Tremendo lío el que le viene ahora a la organización para indemnizar a los expositores.

El miedo a que nos pase algo malo en una situación o en la realización de determinadas tareas nos impulsa a tomar medidas de precaución para continuar con nuestros propósitos con seguridad. Pero lo que hemos visto esta última semana respecto al coronavirus y el MWC ha resultado ser una neurosis más contagiosa que cualquier virus.

Desde UCAE (Unidad de Coordinación de Actividades Empresariales) estamos comprometidos con la difusión de una cultura preventiva basada en la planificación y la evaluación de los riesgos reales a los que nos enfrentamos en el entorno laboral. Y así, una vez con los datos en la mano, determinar las medidas necesarias para minimizar los riesgos. Estudiar, evaluar y  finalmente actuar frente a los riesgos.

Por qué los Reyes Magos no trabajan en atmósferas tóxicas

 

Hay barbas y barbas. Hay barbas de moda y hay barbas que nunca pasarán de moda.  Me refiero a esas barbas en las que todos los niños sueñan estos días: una blanca, una castaña y otra morena. Los Tres Reyes Magos ya están de camino un año más y, para no defraudar a nadie (incluidos los adultos), vuelven con sus pobladas barbas.

Sin embargo, por legendarias y entrañables que nos resulten estas barbas, si el resto del año los Tres Reyes Magos trabajaran expuestos a polvos, gases, fibras o vapores tóxicos nuestros recuerdos infantiles navideños estarían asociados a tres lampiños reyes de Oriente. No, estoy de acuerdo, no sería lo mismo.

Pues bien, el vello facial, de moda o no, supone un problema para el uso de un EPI fundamental en trabajos realizados en ambientes en los que flotan sustancias que pueden afectar las vías respiratorias. Para trabajar en estos espacios es indispensable el uso de respiradores de ajuste hermético, que exigen un cierre ajustado entre el EPI y la cara o el cuello del usuario, de forma que el aire contaminado no pueda colarse y ser respirado.

La estanqueidad en este tipo de trabajos es crucial para que esta medida preventiva cumpla con su cometido. Por ello, es importante realizar una prueba de ajuste para comprobar que la máscara se ajusta perfectamente a la cara del usuario, y realizar esta prueba con frecuencia para garantizar que el ajuste se mantiene.

Pero no solo las barbas pueden quebrar el hermetismo de los respiradores y, por tanto, restar o anular su efectividad. También pendientes, pañuelos para la cabeza, pelucas o piercings faciales no son amigos de la prevención en estos casos.

Con estos datos, ya podemos decir que sabemos algo más de los Reyes Magos. No sabemos muy bien a qué se dedican el resto del año, pero lo que sí sabemos es lo que no hacen: no trabajan en atmósferas tóxicas, pues no solo la barba se lo impediría sino también el turbante, la corona o los aretes en las orejas.

Pero, dejando de lado a qué se dedican o no el resto del año, como chiquillos en UCAE de Grupo Leader seguimos esperando un año más el retorno de sus barbudas majestades. Siempre manteniendo la ilusión.

La formación en Seguridad Vial y Primeros Auxilios, medidas preventivas contra la mortalidad laboral

 

Según datos recogidos por el INVASSAT en los últimos tres años sobre el total de accidentes mortales en la Comunidad Valenciana, el tráfico (36%)  y los accidentes no traumáticos (35%), como infartos o derrames cerebrales, son las principales causas de fallecimiento en el entorno laboral.

Por detrás quedan las caídas a distinto nivel (9%) y los atrapamientos con partes móviles de equipos de trabajo (5%), en tercer y cuarto lugar respectivamente.

Éstos son los resultados extraídos de un estudio realizado por el INVASSAT del total de accidentes de trabajo mortales acontecidos en la Comunidad Valenciana entre 2016 y 2019. La DGT ofrece unos datos muy similares respecto a la mortalidad laboral al volante. Según sus datos, en 2018 fallecieron 249 personas por este motivo.

Mª Ángeles  Gil Vergara, técnico PRL de la plataforma de Coordinación de Actividades Empresariales UCAE, hace hincapié en la importancia de la formación en Seguridad Vial. El estrés, las prisas, el cansancio o las distracciones al volante como el uso de dispositivos móviles “son muchas veces culpables de los accidentes de tráfico, además de la falta de precaución del conductor”, y añade: “por ello es importante esta formación, especialmente para concienciar de que hay que mantener la calma y preocuparse solo de conducir y llegar a tu destino”.

Además de la formación en Seguridad Vial, la técnico PRL de UCAE propone otras medidas preventivas a aplicar por parte de las empresas para evitar este tipo de accidentes.  El correcto mantenimiento y la modernización de los vehículos corporativos, así como “desarrollar opciones de teletrabajo y flexibilidad laboral que eviten el estrés y las prisas”, y añade: “lo ideal para evitar muertes al volante es intentar coger el coche lo menos posible”.

En cuanto a los accidentes cardiovasculares, Mª Ángeles subraya de nuevo la importancia de la formación, en este caso en Primeros Auxilios: “es necesario que en los lugares de trabajo hayan trabajadores que sepan actuar frente a estas situaciones, la formación RCP [reanimación cardiopulmonar] y la instalación de desfibriladores pueden salvar vidas en un momento dado”.

Como técnico PRL en la plataforma de Coordinación de Actividades Empresariales UCAE, Gil Vergara explica que muchas de las empresas principales exigen a sus subcontratas estas formaciones para permitir el acceso de sus trabajadores a sus instalaciones y centros de trabajo, “las empresas cada vez son más conscientes de la importancia de la formación en Seguridad Vial y Primeros Auxilios, convirtiéndolas en requisitos de acceso”.