¿Imponer o concienciar sobre los valores preventivos?

Thinking - valores preventivos

Valores preventivos, la importancia en el trabajo

La eficacia de un servicio de prevención pasa por la transmisión y asimilación de los valores de seguridad y salud que radican en la normativa de PRL. Una adecuada concienciación de los trabajadores y la interiorización de esos valores como valores propios, permitirá desarrollar un comportamiento en el puesto de trabajo en línea con las normas e indicaciones preventivas.

Una interesante reflexión e informaciones sobre la importancia de los valores preventivos de seguridad y salud, así como su asimilación e interiorización por parte de los trabajadores para mejorar y garantizar un comportamiento alineado con la normativa preventiva.

El comportamiento y la actitud ante determinadas situaciones en el puesto de trabajo en lo que se refiere a PRL, dependerá de esa toma de conciencia e interiorización de los valores preventivos destinados a la propia seguridad del trabajador. Así, de este artículo se desprende que: no es lo mismo aceptar y cumplir con la normativa porque es una imposición, que cumplirla porque se cree en sus valores, como dice acertadamente el autor: “la imposición quizá puede conseguir cambiar el comportamiento, pero es muy difícil que cambie los valores.”

Sin embargo, por norma general, como indica Martin Silva en el post que os proponemos, se tiende a enfocar la transmisión “del valor de la prevención de riesgos, de la seguridad y salud… como un mero comportamiento arriesgado, inseguro que se ha de corregir.” Éste no deja de ser un enfoque algo negativo: “No hagas esto porque te puede pasar esto otro”. Sin olvidarnos de los autónomos y su prevención de riesgos laborables. Infórmate aquí.

Así pues, transmitir los valores preventivos es una tarea que pasa más por la concienciación que por la imposición de los mismos. El reto que se plantea entonces es: ¿cómo concienciar para que los empleados sientan los valores preventivos como propios y no como una imposición de terceros? Quizá trabajando para hacer reflexionar, antes que imponer o recurrir a grandes discursos preventivos, puede ser una buena solución, porque cuando uno/a lo piensa por sí mismo/a es más fácil de interiorizar, ¿qué os parece?

Escrito por Martín Silva (Gerente de Konturatu s.l.) y publicado en Prevención Integral

photo credit: karola riegler photography via photopin cc